lunes, 28 de junio de 2010

Lola pasa de curso

Hoy nos han entregado las notas de la guarde de Lola. No son las típicas notas donde aparece una lista de cosas que se supone que los niños de su edad deben haber aprendido o están "a punto de" y al lado te ponen "conseguido" o "a veces" o algo similar. La verdad es que se lo curran mucho. Te escriben un cuadernillo con descripciones casi literarias sobre la forma de ser de tu hijo/a, donde te cuentan una visión general, cómo es su actitud con el resto de niños y con los adultos, ante el juego, las dificultades, las normas, y por supuesto la comida y el sueño. A nosotros nos sorprendió gratamente cuando las vimos por Navidad, momento en el que nos dieron sus primeras notas, porque nos ofrece mucha información tanto de cómo es Lola en el cole y en su relación con los demás y nos demuestra la cercanía y el cariño de sus cuidadoras, que se molestan en redactar las notas de esta manera, mucho más amable y cálida, cuando podrían hacerlo de forma más fría y escueta.

En las notas de hoy dice lo siguiente: "Qué decir de Lola, va derrochando alegría por donde quiera que va, siempre con esa sonrisa en la boca y provocándote para que le des un achuchón". Pues sí, así es la pequeñaja de la casa (cada vez más grande porque es una niña alta y gordita que pesa casi 14 kilos), da gusto verla siempre tan sonriente, la miras y se te pasan las penas. Además, es muy divertida y graciosa, le da por hacer cada cosa que te partes de risa, como hoy, que me ha cogido la parte de arriba del bikini antes de que pudiera ponérmelo y se lo ha puesto al perro por el cuello.

Pero también es una niña "de mucho caracter y cuando le llevas la contraria o la riñes se pilla unos berrinches muy fuertes". Esto también es cierto, supongo que tendrá que ver el famoso caracter etíope, del que muchos padres y madres sabemos ya un rato. Aunque como la "etapa rabietas" de Lucía fue bastante dura y duradera, no nos pilla de nuevas. De todas formas, es una etapa difícil (para todos los niños, o más bien diría que para sus padres). Porque le da por gritar, morder o pegar cuando no se sale con la suya. Ya sabe de sobra lo que es irse a pensar, pero me temo que le quedan muchas pensadas todavía, jeje. Lo bueno que tiene es que en cuanto le dices que no se pega y que se dan besitos, suele rectificar, sobre todo con su hermana, a la que adora e imita en todo lo que hace. Poco a poco se irá calmando, como le pasó a Lucía, que ahora es una niña muy dulce y muy buena, a pesar de que a veces tiene sus momentos de caracter (hay cosas que se llevan en la sangre :-)


El viernes fue la fiesta de fin de curso de la guarde y allí nos dieron un vídeo donde recogían un resumen de lo que han hecho durante el curso y que vimos el sábado. Fue una gozada disfrutar de ese vídeo los cuatro juntos. Lola estaba completamente alucinada de verse en la tele y ver a sus amiguitos y a su querida Sonia, su profe. Y nosotros lo pasamos en grande también. Ahí me di cuenta de muchas cosas, pero sobre todo de cómo ha pasado el tiempo y de cómo ha crecido Lola. Parece increíble que hayan ocurrido tantas cosas y la velocidad a la que han pasado.

Desde aquí quiero dar las gracias a Sonia, Beatriz, Pilar y toda la comunidad educativa de La Caracola, la escuela pública infantil a la que tuvimos la gran suerte de acceder tras estar en lista de espera en la primera ronda. Ha sido un año duro por la distancia a la que se encuentra de casa y por el lío de los horarios. Hemos comido tarde y mal casi todos los días, a veces ni comido. Hemos ido como de casa a los dos coles y luego al trabajo, y de nuevo locos del trabajo a la guarde y de allí al cole y a casa. Pero me alegro mucho de que Lola haya pasado allí su primer año de cole. Y el que viene, más.

Aunque mis chicas siguen sin vacaciones. Lucía se queja de que vaya vacaciones son estas, porque tiene que ir cada día al campamento de verano. Lola no se queja, pero llora ahora por las mañanas porque no quiere que nos vayamos y la dejemos en clase. Están agotadas y nosotros. Aunque tendremos que aguantar todavía un poco más para estar de verdad de VACACIONES. ¡Qué ganas!

5 comentarios:

Merce dijo...

¡Qué bonita es Lola!
La verdad es que da gusto mirarla con esa cara de pilla que te cautiva.
Y el genio... lo vamos a dejar.
Besitos

Mariajo dijo...

Vaya tráfico de niñas, cole y guarde!!! :-) Pero supongo que debe ir con la maternidad, eso... el lío organizativo!
Un abrazo,
Mariajo

Estefanía Benítez Reyes dijo...

Gracias por escribir este blog. Estoy con los trámites y ayuda bastante leer tu bella experiencia.
Por cierto, Lola es una preciosidad.
Gracias de nuevo.

mon dijo...

Hola,

soy Mónica y leo con frecuencia este blog. ¡Enhorabuena porque es muy completo!.
Yo también estoy en un proceso de adopción internacional y he encontrado una web que quisiera compartir con todos los seguidores de tu blog. Es una tienda online www.tiendaadopcion.com donde hay muchos regalos sobre adopción internacional.

Un abrazo y te sigo leyendo.

Paula dijo...

Qué lindo relato... me robaste una sonrisa... de esas que no abundan en los días de tràmites trabados y burocracias de espera...
aleluya por tu niñas...

 
doctorate degrees
Provided by www.onlinedegreeadvantage.com